El tema de los seguros médicos es una conversación habitual. Ya sea que surja por preocupación o recomendación, se trata de algo importante que debemos considerar. El porqué de esto lo resumimos en ocho puntos. Estas características podemos percibirlas dentro de un seguro médico privado sin copago, como con copago. La diferencia existe cómo los disfrutas y cuál es mejor, según qué tipo de cliente eres.

El primer punto es que tendrás la posibilidad de elegir tus médicos. También accederás a mayor eficacia y rapidez, que dentro de la salud pública. La atención es más personalizada a cada paciente. Los horarios son adaptados a los tuyos. Por consiguiente, existe mayor flexibilidad. Las coberturas incluyen hospitalización y es más cómoda. Los tiempos de espera en emergencia, ejemplo, se reducen. Incluyen cobertura internacional. Por último, tienen una gran variedad de tratamientos médicos.

Son esos puntos básicos los que no llevan a contratarlo. De esta manera, logrando el acceso a servicios preferenciales. El proceso para tener un seguro de salud privado inicia como cualquier otro tipo. Todo comienza con el pago de la prima, la cual se encarga de garantizar la cobertura que se negoció o detalló.  Sin embargo, concretar estos pasos requiere de que el asegurado entienda sobre algunos términos.

Seguro Médico privado sin copago

Contratar Adeslas,  Compañía Número 1 en Seguros de Salud en España; Solicita información ahora y consigue descuentos adicionales

Solicita información online sobre Seguros Medico privado sin copago

Conceptos básicos de los seguros

Prima: se trata de un cargo que se realiza mensualmente de su tarjeta o cheque de pago. Por consiguiente, es el pago que realizarás a tu empleador por la cobertura del plan que escojas.

Copago: el copago en los seguros es opcional. Si escoges la modalidad, significa un pago fijo cada vez que uses el servicio. El monto de la  atención médica que recibas o los medicamentos que compres serán asumidos en parte por ti. La otra, por la compañía que asegure.

Antes de que su plan empiece, recuerde consultar si será necesario cubrir un deducible.

Deducible: es el valor que debe cubrir la persona que contrató el plan de salud, dentro de aquellos que serán reconocidos por la aseguradora. Dicho monto está en el contrato y se aplicará desde el primer momento, hasta que se complete el monto total por año.

Copagos en los seguros médicos

Antes de conocer sobre un seguro médico privado sin copago, hay que hablar de aquellos que lo tienen. El término hace referencia a lo que el usuario deberá cancelar cada vez que use el servicio médico. Por este motivo, hay que prestar mucha atención sobre este punto. El extra puede ir desde 1 hasta los 100€. El monto varía con base a la asistencia sanitaria que escojas. El mismo es sumado a la prima que se saldará mensualmente.

Los servicios a pagar serían: asistencia médica, intervención quirúrgica y análisis. Los copagos, sin embargo, no son siempre negativos. Tienen ventajas y desventajas. Por consiguiente, escogerlo dependerá de los requerimientos. Así mismo, de la salud de la persona asegurada.

El copago tiene un precio menor al que tendría que cubrir una persona que no tiene un seguro de salud contratado. Además, la prima es más baja si goza de buena salud. Es decir, en caso que no requieras acudir regularmente al médico. Igual en caso de no necesitar  terapia, análisis o resonancias de manera frecuente. Por último, pueden existir mejoras en el servicio. Siendo una ventaja subjetiva, algunos podrían decir que hará que se usen o sean tratadas – las consultas – como es debido.

La política que adopte la aseguradora, sin embargo, puede aumentar el valor de la prima de su seguro privado con copago, año tras año. La modalidad es perfecta para personas con buena salud, pero no en casos contrarios, porque derivaría en aumento de la prima. Si el caso es que las personas limitan sus idas al médico para que eso no pase, puede generar empeoramientos en la enfermedad que padezca.

Seguro médico privado sin copago

Una prima única: eso quieren decir cuando te hablan de un seguro privado sin copago. Su contratación es perfecta para quien acude constantemente a establecimientos de salud. El motivo es que, independientemente de las veces que vayas o consumas las coberturas incluidas en tu plan, el valor de tu prima será el mismo.

Nuestra principal recomendación es conocer qué tipo de asegurado podría ser. Saber muy bien sus necesidades, exigencias o evaluar la posibilidad de emergencias es primordial. Sobre todo, en el ámbito actual, debido a la Covid-19 y la posibilidad de complicaciones. Ya sea por prevención o estado de salud, el seguro de salud privado sin copago podría ser tu mejor opción.

El copago progresivo sería lo que te gustaría evitar, en este caso. El copago es una tarifa fija. No obstante, si se da el escenario de que se repita el servicio con frecuencia, la aseguradora que escojas aumentará la tarifa. Es decir, se daría el copago progresivo. La precaución, en este caso, es conocer muy bien qué ofrece la empresa que contratas, ya que todas tienen cláusulas diferentes. Encuentra las características que más se adapten a ti y escoge.

Seguro Médico privado sin copago

Adeslas Plena Plus

La póliza Adeslas Plena Plus tiene una cobertura completa y no incluye copagos. Su cuota mensual es siempre la misma, sin importar cómo use los servicios del seguro. Se recomienda para quienes hacen uso regular de la asistencia sanitaria o para quienes prevén intensificar su uso a medio o corto plazo. Un futuro embarazo es un ejemplo que podría derivar en el aumento de las visitas médicas, análisis, entre otros.

Usar Adeslas Plena Plus te hará disponer de acceso a todas las especialidades, pruebas para realizar diagnósticos, urgencias, intervenciones quirúrgicas e ingreso a una gran cantidad de centros médicos alrededor de toda España.  De la misma forma, la asistencia durante el embarazo está incluida. Lo mismo para el parto y todo lo que conlleva. Además, existen otros módulos que lo componen. Estos son Adeslas Dental Max o el Pus Reembolso en Pediatría y Ginecología.

Con relación a su valor, es posible calcular su presupuesto.

Date la oportunidad de ahorrar tiempo. Elige tus propios horarios. Accede al mejor grupo de opciones en materia de salud. Ya sea en medicina primaria, especialistas o medios de diagnóstico, tendrás más de 43.000 expertos de la salud.

Coberturas del seguro médico privado sin copagos

Hay dos puntos que no son descartables. El foco o la balanza deben estar entre lo económico y sanitario. Compara entre las opciones de seguro de salud que manejas y escoge la oferta que más se acerque a tus intereses. Ten una idea muy clara y lee muy bien qué cubre cada póliza.

Adeslas Plena Plus, ejemplo, es un seguro con cobertura completa.

El asegurado vivirá el paquete sanitario completo con esta opción. Es decir, tendrá el acceso a consultas, pruebas, toda la atención de urgencia, procedimientos, hospitalización, intervenciones, e incluso, partos.

En el área de medicina general y pediatría, podrá disfrutar de especialidades como oftalmología, ginecología, traumatología, fisioterapia, rehabilitación, oncología y cardiología, entre otros. Los medios de diagnóstico incluyen los de más alta tecnología. Así mismo, análisis, mamografías, estudios radiográficos, pruebas genéticas, etc. Hospitalizaciones en habitaciones para una persona, con la cama del acompañante. También en la Unidad de Cuidados Intensivos (U.V.I) y el área psiquiátrica.

Todo lo relacionado con el parto, como su seguimiento, preparación, ingreso hospitalario, parto o cesárea, anestesia y posteriormente, incubadora para el bebé. Urgencias de tipo ambulatorias y hospitalarias e igualmente, ambulancia. Trasplantes, prótesis y tratamientos especiales como la terapia psicológica, quimioterapia, oxigenoterapia ambulatoria o en casa, diálisis y otros. Con 12.000 euros de límite anual, Adeslas Plena Plus es un seguro de salud privado sin copagos que incluye las urgencias sanitarias en el extranjero. También dispone de cobertura dental al contratar módulos adicionales como Adeslas Dental Max.

Ventajas del seguro de salud privado sin copagos

El seguro médico privado sin copago brinda la posibilidad de prever cualquier situación como ventaja principal. Evidentemente, lo primero es que identifiques qué tipo de cliente eres y con base en eso, decidir qué te va mejor. Si no eres un asistente frecuente a consultas, quizás sea mejor un seguro con copagos. En caso que lo seas, sin copagos es lo mejor para evitar aumentos en la prima. El detalle está en que hay situaciones imprevistas que pueden cambiar nuestro escenario por completo, convirtiendo a la opción sin copago en la mejor.

 Antes de que eso suceda, adelántate y contacta a tu seguro para una asesoría más completa.

Solicita información online sobre Seguros Medico privado sin copago

Califica este contenido
Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies.    Más información
Privacidad